Esta unidad dedicada al abordaje avanzado de heridas cutáneas, fue creada con el objetivo de dar a conocer un servicio integral de atención médica y de enfermería a pacientes con quemaduras, Ulceras por presión, Ulceras de pie diabético, Ulceras venosas, Dehiscencia, Abscesos cutáneos, mordeduras, úlceras oncológicas, dermatitis asociada a incontingencia, rozadura de pañal, barrera protectora en estomas, salpullido, picaduras de insectos no complicadas, escoriaciones menores, secuelas cutáneas secundarias a enfermedades eruptivas de la piel, (varicela, herpes, etc.).
En hemorroides, disminuye la sintomatología y contribuye a la cicatrización de fistulas y abscesos anales.

Para llevar a cabo el mencionado servicio se utilizan técnicas de curación que contribuyan y favorezcan la cicatrización de cualquier herida hasta conseguir su remisión en el menor tiempo factible, obteniendo una cicatriz anatómica, funcional y en la medida de lo posible estética.

Con este tratamiento integral se pretende conseguir el cierre completo de una herida o la preparación de ésta para cirugía como terapia coadyuvante.

Vital, diversificada, compleja, extensa, estos son algunos de los adjetivos que la califican, la piel es tan grande como el cuerpo mismo, aproximadamente 1.6 a 1.9 m2 en la mayoría de los adultos.

Las funciones de la piel son importantísimas para la supervivencia humana, entre ellas podemos citar: conservar el balance de líquidos y electrolitos, protección, excreción, sensibilidad, mantener la temperatura corporal y protegernos contra la entrada de microorganismos dañinos a la salud.

En toda la piel hay millones de terminaciones nerviosas microscópicas que funcionan como antenas o receptores para mantener al cuerpo informado de los cambios en nuestro entorno, datos que pudieran ser indispensables para nuestra supervivencia así como para interactuar con otro ser humano.

La piel está formada de dos capas: una externa y delgada llamada epidermis y otra interna y más gruesa llamada dermis. Los órganos accesorios de la piel son: el pelo, las uñas y las glándulas sebáceas, sudoríparas y ceruminosas. Cada accesorio tiene una función importante para mantener a la piel sana.

Estamos convencidos que después de un trauma cutáneo la regeneración tisular rápida y efectiva es muy importante para la salud del ser humano.

Inicio Nosotros Fotos Nuestros servicios Curriculo Contacto